jueves, 2 de junio de 2011

Reseña de "Yo quería ser astronauta", de Bruno Szister, por Espacio Trameros

Por Espacio Trameros 17/06/2011

Libro recomendado: Yo quería ser astronauta, Szister, Bruno, Editorial Conejos, 2011.

El narrador es un hombre de pocas palabras, no en el sentido de insuficientes, utiliza las necesarias para armar una historia, su historia.
Desde el vamos, sin rodeos, nos muestra la escena del hijo moviendo la mano sobre el ataúd, palpando la distancia definitiva que instala la muerte del padre.
Esa escena, apenas esbozada, dice algo de lo que no se puede decir, atrapado en una imagen conmovedora. Por eso está plantada dentro del discurso común, compartido: el velorio y retazos de la vida del padre pegados a recuerdos de su propia vida.
“Tengo miedo de escribir sobre papá”: la escritura lo hará definitivamente ausente. Sin embargo, el libro logra capturar presencias, imágenes, momentos.
El personaje trabaja de acompañante terapéutico, rol difícil de definir: acompañar sin interpretar, sin dirigir, escuchar borrado de sí.
“Pienso en lo que nunca voy a contar, ni a él ni a nadie”. Bruno Szister se desafía a sí mismo y logra la forma de narrar lo que nos hace ser lo que somos. Con una característica particular: entre sus frases quedan atrapados gajos de silencios, flores de lo no dicho.
El lector va descubriendo esa planta que crece a lo largo del libro y que sólo él puede ver: los umbrales, los pasajes que atravesamos en la vida, pequeñas y grandes muertes de las que poco se puede decir.
Decir “yo quería ser astronauta”, con el verbo en un pasado definitivo, es como querer verlo todo: “El sol y la luna juntos”.



Link :: acá